Ha sido publicada la versión 1.0 de Tails (The Amnesic Incognito Live System), distribución Linux enfocada a mantener la privacidad y el anonimato del usuario. De hecho, su forma habitual de ejecución es en modo live (arranque con CD o USB, sin llevar a cabo instalación) para evitar que se puedan almacenar datos localmente. El único espacio de almacenamiento utilizado, es la  memoria RAM y Tails se encarga al terminar la sesión de proceder con un borrado completo de la misma.

Tails ha sido desarrollado partiendo de Debian GNU/Linux, basándose en Tor para navegar y contando con PGP, KeepAssX y Off-the-Record entre otros.

Tails camuflado como Windows XP

Como curiosidad, puedes camuflar el entorno de trabajo, simulando la plataforma Windows XP, que todavía a día de hoy sigue muy extendida.

Existe cierto enigma sobre los desarrolladores de Tails, no se conoce públicamente su identidad, afirmándose que es para estar lejos de manos gubernamentales que puedan afectar al pilar fundamental de su software, el anonimato.

Esta distribución ha tomado cierta notoriedad últimamente, tras la publicación por la revista Wired, de un artículo que revela el uso de Tails por parte de Edward Snowden, Glenn Greenwald y Laura Poitras, para comunicarse fuera de la supervisión de la NSA, en el caso PRISM.